5 Trucos para posicionar una página web

posicionar una página web

Si iniciaste un blog o empezaste un proyecto creando una página web hace relativamente poco tiempo, te habrás dado cuenta de que no es fácil conseguir visitas si únicamente te limitas a escribir. Hace falta conocer cuáles son los trucos para posicionar una página web desde el inicio para hacerlo correctamente y que Google comience a valorarte bien desde el principio.

La visibilidad en internet se consigue principalmente a través de los buscadores, y para sacar todo el partido de estos es para lo que existe una disciplina llamada SEO de la que ya hablamos en nuestra guía SEO para principiantes que iremos ampliando próximamente.

¿Te suena? Seguro que sí. Antes o después, todo aspirante a blogger se encuentra con la dichosa palabreja. El problema es que cuando te pones a investigar acerca del SEO y del posicionamiento web, todo parece tan complejo y trabajoso que se te quitan las ganas de continuar.

¿De verdad es necesario llevar a cabo toda esa estrategia para poder tener visitas a mi web?

No todo el mundo puede ni quiere ser un experto en SEO, pero si quieres que tu proyecto tenga éxito, tampoco puedes dejar de lado esta tarea. Si no puedes permitirte contratar a un profesional, necesitas, al menos, tomar una serie de acciones que te permitan cobrar ventaja sobre otros competidores.

La buena noticia es que la mayoría son tan vagos que no harán absolutamente nada, así que sólo con que pongas en marcha algunas acciones planificadas de forma inteligente, ya podrás tomar ventaja sobre el 99% de ellos.

Para ayudarte a conseguirlo, aquí van unos sencillos, pero eficaces trucos para posicionar una página web, que te ayudarán a posicionar mejor el contenido de tu web.

SEO para novatos: 5 Trucos para posicionar una página web

Escribe lo que el usuario quiere leer

Se trata de un error muy común.

Escribimos contenidos que, por parecernos interesantes, creemos que los son para todo el mundo. Esto no es un problema si el objetivo de tu web o blog es únicamente expresarte de cara al mundo, pero si tu proyecto es serio, debe contemplar la monetización y la consecución de leads como una parte fundamental.

Sin visitas, no hay dinero. Por lo tanto, es hora de cambiar el chip.

En lugar de pasarte horas pensando sobre qué escribir y terminar decidiendo únicamente por criterios personales, céntrate en hacerlo sobre aquello que a la gente le interesa.

Hasta hace bien poco lo tenías muy sencillo. Bastaba con hacer una búsqueda de palabras clave con la propia herramienta que Google ofrece dentro de Adwords para descubrir qué términos de búsqueda y palabras clave eran más buscadas y su número aproximado por mes. Pero los tiempos del “todo gratis” van tocando a su fin, y ahora esa posibilidad, si no eres anunciante, está seriamente limitada.

Sin embargo, no hay que desanimarse ni tirar la toalla. Sigue habiendo otras herramientas SEO que te pueden ayudar a buscar palabras clave y que son gratuitas: Übersuggest, Keyword Shitter o Answer the public pueden darte un montón de ideas para escribir tu contenido

El concepto es bien simple de entender. Si escribes acerca de lo que la gente busca en Google y optimizas tu contenido, recibirás visitas del buscador. Si escribes sin tener ni idea de si ese tema genera un mínimo interés, estás dando palos de ciego.

Pónselo fácil a la araña: no lo indexes todo

Google utiliza un software de rastreo que actúa de un modo parecido a como lo haría el usuario, visitando páginas y enlaces de tu web.

Si este software, conocido como “araña”, se pasea por los sitios más recónditos de tu web, esos que no tienen mayor interés de cara a las búsquedas, lo único que haces es complicar su trabajo.

Muy probablemente nadie va a encontrarte en Google a través de la sección de FAQ, porque nadie va a hacer una búsqueda relacionada, así que no tiene mucho sentido que pretendas que los buscadores pierdan su tiempo en ese apartado.

Céntrate en lo verdaderamente importante: tu contenido de calidad.

Si no tienes muy claro cómo hacerlo, instálate un plugin SEO como Yoast  y configúralo para que no indexe este tipo de páginas.

Descubre más plugins para SEO aquí.

Utiliza de forma correcta los enlaces do follow y no follow

Dado que, a la hora de rastrear los enlaces, el bot de Google da preferencia a los dofollow, una forma de dar preferencia al contenido verdaderamente relevante de tu sitio, es utilizar enlaces internos con la etiqueta dofollow para este tipo de contenido, y asignar la etiqueta nofollow al resto, es decir, aquellos artículos menos interesantes para el público o que registran menos búsquedas.

También asignando enlaces nofollow a los enlaces que apuntan hacia nuestras redes sociales o los enlaces de afiliado logramos que el buscador se focalice en lo verdaderamente importante, lo que queremos que aparezca en su índice. Lo que conseguimos también con el uso de la etiqueta nofollow en determinados enlaces externos es manejar mucho mejor el traspaso de autoridad hacia los contenidos que nos interesa posicionar, evitando que el link juice se diluya.

Crea links que te proporcionen visitas

Aunque llegado a cierto punto, tendrás que crear una estrategia de linkbuilding, en el estadio inicial de tu proyecto basta con que te preocupes de crear enlaces que te proporcionen tráfico.

Aparte del tráfico que consigas por vía de las redes sociales, utiliza los comentarios en otros blogs para dejar tus enlaces, procurando eso sí, aportar valor, o de lo contrario, es muy posible que el administrador termine por censurarlos.

Este tráfico será un elemento que Google computará a tu favor a la hora de situar tu web en el ranking.

Haz que tu público vuelva una y otra vez

Las visitas recurrentes y una tasa de rebote bajan son señales de que tu contenido se ajusta exactamente a lo que tus lectores buscan, y que además, les parece tan interesante que volverán con frecuencia a por más. Hoy en día, con un algoritmo de Google cada vez más refinado, la fidelidad a una marca es un factor que se tiene muy en cuenta.

Por eso, en lugar de obsesionarte por publicar con frecuencia, obsesiónate con la calidad de tu contenido. Aporta información, entretenimiento, y valor, y tus visitantes se convertirán en asiduos a tu sitio web e incluso la recomienden.

Y ahora, ¿qué te han parecido estos trucos para posicionar una página web y aprender el hilo conductor básico del SEO?

Comments are closed.